No hay comentarios todavía

EJERCICIO DE LAS CINCO LLAGAS

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. AMÉN.

Dios mío ven en mi auxilio. Señor date prisa en socorrerme.

Te damos gracias, Santísimo Cristo de la Misericordia por la llaga de tu mano derecha. Ayúdanos a que nuestra hermandad sea ocasión de amor y ternura, de unión y de paz. Enséñanos a abrazarnos como hermanos.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. AMÉN.

Te damos gracias, Santísimo Cristo de la Misericordia por la llaga de tu mano Izquierda. Herida que acoge y sostiene. Te pedimos, hoy, por las gentes de la ciudad de Granada. Enséñanos a ser testigos silenciosos de tu profunda mirada.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. AMÉN.

Te damos gracias, Santísimo Cristo de la Misericordia por la llaga de tu Pie Derecho, te rogamos nos concedas la gracia de caminar por la vida con fe y esperanza. Dirige nuestro paso en la oscuridad habitada.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. AMÉN

Te damos gracias, Santísimo Cristo de la Misericordia por la llaga de tu Pie Izquierdo, te suplicamos nos guíes y nos consueles en los traspiés de la vida. Acoge nuestra pobreza y abraza a nuestra familia.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. AMÉN.

Te damos gracias, Santísimo Cristo de la Misericordia por la llaga de tu Divino Costado. Permite que nuestro corazón y el tuyo se unan por el dolor de tantos crucificados.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. AMÉN.

Santísimo Cristo de la Misericordia: Al contemplar tu cuerpo y recordar tu Pasión, hoy queremos darte gracias por tu promesa de esperanza más allá del sufrimiento o la muerte. Ayúdanos a contemplar la profundidad de la realidad, sabiendo que a cada paso de las calles del Albaicín, a cada paso de las calles de Granada, a cada paso que demos por este mundo, Tú sigues ahí, regalándonos tu Reino por doquier. Te pedimos una mirada profunda y misericordiosa, para reconocer, en el rostro del otro, tu presencia de amor infinito.

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. AMÉN

Publicar un comentario